Buscar ( por palabras, titulo, autores)

Cuestión de Ética – por Ferney Parrado Rojas

Para citar este artículo debe utilizar la versión PDF Revista GEON 1

 

Ferney Parrado Rojas

Administrador Público Esp en Gerencia de Recursos Humanos

Candidato Mg Administración de Empresas

 

Dentro de las organizaciones se acostumbra a elegir como coordinador, jefe, encargado o supervisor de un equipo de trabajo, a aquella persona que, regularmente, es la más cercana a la dirección. La mayoría de las veces, no se cuenta con la experiencia requerida que permitiría enriquecer el ambiente laboral, si no, que llegan a aprender en la práctica, acarreando gastos y desmotivación en los empleados, quienes no consideran justo que ese personaje se encuentre en ese puesto, habiendo personas con las destrezas, habilidades y conocimientos que se necesitan.

 

De inmediato, el personal se va en contra de la alta dirección por la decisión que se tomó al respecto, pero no es tan culpable el elegido como el que elige? No sería faltar a los principios cuando se acepta un cargo para el cual no están preparados? No habría  un acto de deslealtad con la organización?

 

Entendiendo la ética como la disciplina que trata con lo que es bueno y lo que es malo, o con lo que es correcto e incorrecto, o con los deberes y las obligaciones morales (Mondy, 2010).[1] A pesar, de que en las empresas ya se tiene establecido un código de ética, no se le presta mucho interés, sólo pasa a hacer un documento más que se tiene que aprender en casos de auditorías.

 

Todos los principios, valores y directrices que se encuentran dentro del Código de Ética pasan a ser solo letras hermosas, pisoteadas por el interés personal, que busca enriquecer los bolsillos y ufanarse de ocupar cargos, para los cuales no están entrenados.

 

Y en últimas, uno de los grandes perdedores es el cliente y/o usuario, quien recibe un bien o servicio de mala calidad, que no cumple con las expectativas que esperaba, siendo esto el motivo principal para que decida irse a buscar un nuevo mercado.

Ahora bien, si vemos todo desde el principio empezó por una mala decisión, por no respetar lo plasmado en código que nos orienta a hacer las cosas bien.

Entonces, por qué tener un Código de Ética?

para definir los comportamientos aceptados / aceptable; para promover altos estándares de la práctica; para proporcionar un punto de referencia para los miembros a utilizar para la autoevaluación; establecer un marco para el comportamiento y las responsabilidades profesionales;

como vehículo de identidad profesional; como una señal de madurez profesional. (MacDonald)[2]

 

Si se tiene en cuenta cada uno de estos aspectos, no se vería a diario en los noticieros, como las empresas públicas y privadas faltan a la conducta ética y se ven involucrados en casos de corrupción, despilfarro, contaminación ambiental, entre otros.

 

Pero todo empieza desde lo que el hombre recibe antes de ser profesional, lo que los sicólogos llaman “personas significativas”, que serían nuestros padres, amigos, miembros de la Iglesia, clubes y asociaciones. Otras de las fuentes son la Biblia y otros libros sagrados.

 

Con todo lo anterior, más lo que recibimos en la academia, se tendrían las bases firmes para saber lo que es correcto y lo que es incorrecto, al momento de tomar decisiones, pero puede ser muy diferente con lo que se hace a pesar de las fuentes que se tienen, entraría a jugar lo que es conveniente.

 

Es aquí cuando volvemos al principio de este artículo, cuando se escoge a un coordinador porque es el más cercano a la dirección, sin tener en cuenta si tiene la experiencia y el conocimiento requerido para el cargo, sólo por conveniencia.

 

Después de esto, se define la Ética Empresarial como el conjunto de principios de conducta dentro de una organización que guían la toma de decisiones y el comportamiento. La ética empresarial es un requisito indispensable para la buena administración estratégica (David, 2008). [3]

 

Hoy en día, la Alta Dirección en las empresas está haciendo énfasis  en la ética, pues de ella depende que se logren grandes resultados, la  concientizan de hacer las cosas bien permite que todos ganen. Para esto, se debe generar una cultura de la ética, donde se debe empapar a toda la organización, desde el cargo más bajo en la estructura, hasta el más alto. Una de las formas de forjar esta nueva corriente, es mediante la realización de talleres de ética donde las personas comprendan y recuerden el código, también se le puede sumar un plan de recompensas y castigos por cumplir o violar el código de ética de la empresa, consiguiéndose reforzar la importancia.

 

Los frutos de esta cultura son la confianza, el trabajo en equipo, ventajas comparativas, empoderamiento, entre otras, que harán de la organización única y con fuerza económica.

 

Otro de los puntos neurálgicos dentro de las empresas es el acceso a internet, por parte de los empleados.  A diario, se observa que los trabajadores dedican horas a revisar y contestar sus correos electrónicos  personales, realizan compras de artículos que nada tiene que ver con la organización, pagan las facturas de los servicios públicos, juegan en línea, entre muchas otras actividades que ofrece el internet.  Todo lo anterior, ¿ se puede considerar ético?.

 

Sin embargo, existen herramientas que permiten hacer un control minucioso a cada uno de los computadores que se encuentren en las empresas, ofreciendo estadísticas de las horas y lugares que los empleados visitan, así como el tiempo que dedicaron a esta actividad.

 

De igual forma, los gerentes pueden utilizar el internet y/o la intranet para capacitar a los trabajadores, incluyendo juegos de competencia entre las distintas áreas de la organización, motivándolos a ser cada día mejores.

 

Echemos un vistazo al código de ética empresarial de Google: Las 10 cosas que Google considera ciertas,

1. Concéntrate en el cliente, y lo demás caerá por su propio peso. 2. Lo mejor es hacer las cosas muy, muy bien. 3. Rápido es mejor que lento. 4. La democracia en la Web si funciona. 5. No tienes que estar en tu escritorio para necesitar una respuesta. 6. Es posible ganar dinero sin hacer el mal. 7.  Allá afuera siempre hay más información disponible. 8. La necesidad de información traspasa todas las fronteras. 9. Se puede ser serio sin necesidad de vestir traje. 10. No es suficiente con que algo sea magnifico.

Fuente: www.google.com/corporate/tenthings.html.

Si analizamos cada una de ellas, encontraremos cosas importantes.

 

Estudiemos la propuesta dos: “es posible ganar dinero sin hacer mal”. La corrupción en las empresas privadas y públicas ha hecho que se tenga que despedir empleados, hasta cerrar grandes industrias. A simple vista, hacer mal significaría asesinar a una persona, pero en este caso nos enfocaremos en problemas como fuga de información, que se puede hacer con tan sólo un clic desde un computador de la organización y será enviado a alguien, quien seguramente la utilizara para sacar provecho y hacer una competencia desleal.

 

El código de ética empresarial también abarca el medio ambiente, los daños ecológicos que ocasionan las compañías se deben a la ignorancia, el ocultamiento o descuido del problema de la contaminación. A raíz de esto, las empresas se están certificando en ISO 14001.

 

Hemos hecho un recorrido desde el concepto básico de la Ética, de cómo influye en el hombre desde sus primeros conocimientos hasta que se hace profesional, terminando en un tema más amplio como lo es el Código de Ética Empresarial. Si nos damos cuenta, nos guía a tomar decisiones y a comportarnos de tal forma  que todos ganaremos dentro de la organización.

 

Entonces, ¿la ética no es un buen negocio?

 

Bibliografía

 

David, F. R. (2008). Conceptos de Adminsitración Estratégica. México: Pearson Educación.

MacDonald, C. (s.f.). Creación de un Código de Ética para su organización. Recuperado el 28 de octubre de 2013, de http://ethicsweb.ca/codes/

Mondy, R. W. (2010). Administración de Recursos Humanos. Mexico



[1] R. Wayne Mondy. Administración de Recursos Humanos.

[3] Fred R. David. Conceptos de Administración Estratégica.

Share

Style1

Style2

Style3

Style4

Style5

Style6

Style7

Style8

Style9

Style10